domingo, 11 de junio de 2017

Día 6 - Hielo, Amarillo(TX) en inglés.

Amanece en Tulsa, y El Jefe sigue donde lo dejé e intacto.
Me pongo en camino y paso por la Route 66 Village, una placita con una torre de petroleo, y algunos trenes antiguos.
Tiro para Oklahoma City, y de camino me detengo en Sapulpa para ver el Puente de Rock Creek, y luego paso por Arcadia, donde puedo ver el Round Ban (un enorme granero de planta circular) y el Pops, una especie de tienda de soda enorme con una botella gigante de refresco en su parte delantera.
No está en la ruta, pero mi GPS ha vuelto a darme una vuelta y me ha hecho pasar sobre uno de los míticos ríos de las películas del Oeste, el Cimarron, y lo de marrón debe ser por el color. Es algo que he visto en Oklahoma, la mayoría de los estanques o lagunas por las que he pasado tienen color de tierra.
Al llegar a la ciudad de Oklahoma, paso por el Capitolio del Estado, que está en obras pero se puede ver el indio nativo americano que corona la cúpula  (hay que recordar que Oklahoma tiene multitud de naciones indias) como se puede ver en los carteles por la carretera. También veo el Gold Dome. Un enorme domo geodésico que como su nombre indica, es de color dorado.
Paro junto al Milk Bottle Grocery, una pequeña tienda de planta triangular con una enorme botella de leche publicitaria en su tejado.
Arranco de nuevo y paso por otro de los históricos puentes de metal de la 66, éste está en Bethany. Luego me detengo un rato a ver el Lago Overholser.
Decido saltarme algunos de los pueblos yendo por la autopista para ganar algo de tiempo y pongo rumbo a Elk.
Pero cuando paro a comer, y revisando el plan de viaje, veo que lo que tendría qye ser el trayecto de mañana es bastante corto, así que me planteo tirar directamente hasta la ciudad donde debería dormir mañana.
Así que sigo en la Interestatal 40 que me llevará hasta Amarillo, Texas.
Atrás va quedando la ventosa Oklahoma, y se va apreciando el cambio en la orografia y la vegetación (hecho de menos los bosques de Missouri).
Desde la autopista puedo ver algunas de los puntos de interés de la Ruta que ofrece el Estado de la Estrella Solitaria, un depósito de agua de los típicos de los pueblos americanos en una posición bastante precaria (aunque realmente era un truco publicitario de un negocio ya desaparecido), y una inmensa cruz de 190 pies (unos 65 metros) de alto que destaca en el horizonte y se sigue viendo por el retrovisor cuando ya te has alejado bastante de ella.
Han sido unas 405 millas las que he hecho hoy, pero ha valido la pena. He adelantado un día a la planificación,  lo que me permitira ir más relajado en otras etapas. Y lo bueno es que mi hotel tenía abierta la piscina hasta las 10, y un jacuzzi. Por lo que he podido relajarme un rato antes de cenar en Denny's.
Y mañana saldré un pelin más tardepaa poder darme otro bañito ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario