lunes, 12 de junio de 2017

Día 7 - Blue Hole

Al final no he podido darme un baño en la piscina antes de salir esta mañana del hotel, pero al final he salido un poco más tarde que de costumbre.
Hoy me he encontrado por el camino otro gigante,  esta vez es el vaquero de la segunda enmienda, la que otorga el derecho a llevar armas, no podía ser de otra manera en Texas.
Parada para ver el Cadillac Ranch, una especie de obra de arte al aire libre, en continuo cambio, ya que la gente se lleva sus sprays de pintura y deja su huella sobre los coches semienterrados.
El siguiente alto en el camino es importante, está en Adrian (TX), y se trata del punto medio de la MotherRoad. Este punto esta equidistante de ambos extremos de La 66, 1139 millas. Además de la línea que marca el punto en la carretera y algunos carteles, hay una comcurrida cafetería y tienda de recuerdos, donde me he comprado el parche que irá en mi chaleco cuando termine el viaje.
Luego una rápida parada en Vega para sacar una foto, posiblemente mi favorita del viaje, una vieja camioneta destartalada a la orilla de la carretera junto a un cartel de La Ruta 66.
Y lo siguiente ya es un nuevo Estado, Nuevo México.
Parada en una gasolinera con un museo de coches antiguos donde se puede ver un auténtico Cadillac Rosa, y tirar hasta Tucumcari y luego a Santa Rosa.
Santa Rosa es una población que está a 4608 pies de altitud (1408 metros), y donde no se puede pasar sin parar un rato en el Blue Hole. Un "agujero" de unos 20 metros de diámetro y unos 30 de profundidad, con agua dulce, clara y fresquita, perfecta para quitarte el polvo del camino y continuar viaje, pasando sobre otro de los míticos ríos de las pelis de vaqueros, el Río Pecos.
Y ya casi del tirón hasta Albuquerque, disfrutando del cambio continuo del paisaje, primero llanuras inmensas sin casi vegetación, luego una zona de bosque bajo hasta donde alcanza la vista y por último antes de llegar a Albuquerque, zona de montaña al llegar a las Montañas Rocosas, donde se encuentra un pueblo llamado Madrid, me ha hecho ilusión ver el cartel en la carretera, pero no era plan de pararse a hacer una foto, tendréis que creerme.
Y parada final de la jornada en Albuquerque, para reposar y seguir mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario